Reseñas

«Axolotl», Julio Cortázar

Ha pasado bastante tiempo desde la última vez que estuve aquí. Después de un año y medio de cuarentena y semestres más complicados, vuelvo con un reporte de lectura que espero pueda ayudar. De una estudiante a otrx.

Tomado de Google Imágenes

Julio Cortázar, “Axolotl”, Final del juego, 1956.


Este cuento de Cortázar nos narra la obsesión del personaje principal por desdoblarse en una criatura casi inerte como lo es un axolotl, y el miedo de enfrentar su propia realidad.

Es difícil encontrar un tiempo en específico en esta obra, se puede hablar de un pasado, ya que el cuento es un monólogo interno, pero es notable saber que se encuentra en Francia. Esta narrado desde la perspectiva de un narrador intradiegético en primera persona. Comienza con el protagonista mencionando que pasa los días en un acuario donde se encuentra con los axolotls, después narra su manera de percibir a estos animales, y comienza a sentirse como si fuera uno de ellos, pues encuentra similitudes físicas entre estos y los humanos, para que al final se mire a él mismo en el reflejo del acuario siendo un axolotl, y un axolotl viéndolo desde fuera, convirtiéndose en humano, obteniendo sus mismas preocupaciones, pensamientos y obsesiones. ¿Será que siempre fue un axolotl?


El personaje principal se presenta ante un tipo de conversión, lo cual me remitió a La metamorfosis de Franz Kafka, ya que ambos personajes quieren romper con sus responsabilidades, aflicciones, y rastros de existencialismo que Cortázar nos concede. Esta comparación de textos la consideraría para un tema de ensayo.


La narración la considero puntual y poética, ya que las descripciones de los rasgos de los axolotls que está presenciando invitan a conocer a los animales de la manera en que este personaje los describe, animándote a verlos con el mismo afecto, y también quererte sumergir en sus realidades, como el mismo personaje logra.


Los elementos más importantes para exponer ante la clase son la metamorfosis o desdoblamiento del personaje; su estancia en un país europeo; y la inverosimilitud que el género fantástico deja al lector.

Andrea Bustamante – Estudiante de la Licenciatura en Literaturas Hispánicas

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s